Howlin’ Wolf: Lobo sin piel de cordero.

 

Bluesmen hay muchos, pero si hay uno que destaque entre los demás, no solo por estatura sino también por su poderío y personalidad, ese es Howlin’ Wolf. Los hay muy míticos, pioneros, genuinos,  quizá más dignos de mención o merecedores de una oportuna reivindicación pública, y sí, lo reconozco, no será la última vez que un perdedor de esta calaña se deje caer por aquí arrastrando su áspero lamento, desde el fango del Delta hasta las alcantarillas de Chicago. Pero el lobo es el lobo.

Continue reading