SPAGHETTI WESTERN: PLOMO, ORÉGANO, POLVO Y AGUARDIENTE

 

Adiós Gringo, un suculento plato de Spaghetti Western.

Aunque mandarte al desierto de Tabernas un día cualquiera de agosto, pudiera parecer una de las más crueles y despiadadas maldiciones gitanas, para algunos, no muchos, probablemente suponga todo lo contrario. Adiós Gringo es un oasis que aporta frescura, actualidad y respeto por los clásicos de un género cinematográfico como el Spaghetti Western, cuyo auge, caída y muerte, por deshidratación, se produjeron entre la década de los 60 y mediados de los 70. Casi quince años con una producción tan prolífica como una coneja y que de la noche a la mañana casi se esfumó, como por combustión espontánea, cualquier vestigio de su existencia.

Continue reading